Muchos piensan que los seguros son una estafa; pero en realidad, en un plan financiero saludable la defensiva (seguros) es tan importante como la ofensiva (inversiones). Los seguros son protección para tu dinero porque, lo que quizás te tomó 10 o 20 o 40 años acumular, se puede ir como agua entre los dedos si no tienes una cobertura adecuada. Es cierto que hay un montón de estafas en estos productos; por eso, debes aprender a reconocer cuáles son esas estafas para evitarlas, o eliminarlas si ya las tienes, y solo pagar por lo que sí es necesario.