Sara HOUSTON, TX

Hola,

Yo tengo 30 años viviendo en Houston y nunca he tenido ahorros. El año pasado encontré a Andrés y mi vida cambió. Tenía 4 tarjetas de crédito, como 3000 de deuda. Las liquide gracias a Dios y ya tengo mi fondo de emergencia y hasta estoy invirtiendo en fondos mutuos, mi IRA y hasta el 529 para la educación de mis hijos. Gracias a Dios y Andrés que nos jala las orejas; me estoy preparando para mi futuro gracias maestro bendiciones.

Gabby y Eric Liberal, KS

Nosotros te llamamos para un YAAA NOOO MÁSSS en Marzo 5 de este año.

Nos llegaron las gorras que nos regalaste y la carta. Quiero darte las gracias porque nos has cambiado la vida. Tu energía y consejos nos animo a echarle ganas para salir adelante y saber que SI se puede!

Nosotros teníamos deudas todo el tiempo. Pensábamos que era algo normal, que tener los pagos a tiempo ya con eso estaríamos bien. Trabajamos y solo estábamos pensando en el día viernes para recibir el cheque. De ahí inmediatamente nos íbamos a comer a un restaurante, comprábamos las cosas que teníamos planeadas y las que NO necesitábamos y después de esos gastos, entonces venían los pagos que se debían hacer. En otras palabras, no teníamos nada calculado y siempre andábamos cortos de dinero. Trabajábamos extra y eso lo gastábamos inmediatamente en más “juguetes que no necesitábamos”.

Desde que me llamo Ruth y me aconsejo leer tu libro, mi vida comenzó a cambiar. Es muy difícil cambiar tus hábitos, pero mientras vas logrando hacerlo eso mismo te da más fuerza para continuar. Mi esposo me veía tan involucrada haciendo presupuestos, leyendo tu libro, poniendo en práctica tus consejos, que Dios le abrió los ojos y la mente para comenzar un buen camino y parar los malos hábitos.

Nuestras deudas las terminamos justo antes de que comenzara todo esto de la pandemia y ha sido una bendición. Ya que de no haber sido así ahorita estuviéramos tronandonos los dedos de pensar que vamos a hacer, nosotros somos INDU y no aplicamos para ninguna ayuda, ¿pero sabes que?, ¡ya no tenemos deudas! Estamos en el pasito 3, ahorrando nuestro fondo de emergencia. Yo no he parado de trabajar y a mi esposo apenas le dieron tiempo completo en una compañía de A/C. El estudio eso el año pasado y ahora lo está poniendo en práctica. Bueno el me llego de “sorpresa” con una camioneta nueva de $39,000 que según él la iba a necesitar para trabajar. Eso me puso tan triste y él pudo darse cuenta que lo mejor que hizo fue regresarla. Después de eso comenzó a juntar dinero cash y se compró una usada, fue desde ahí que comenzó todo.

Ahora siempre te estamos escuchando en el programa y poniendo en práctica tus consejos. Ha sido una bendición que Dios te puso en nuestro camino. Por igual nuestro matrimonio ha cambiado y lo mejor es que estamos bien, con salud y bendecidos por Dios.

Muchas gracias por tus consejos y tus ganas para motivarnos!!! 👍🏻👍🏻👍🏻👍🏻🙏🏻🙏🏻
Dios te bendiga a ti y a tu hermosa familia

Gabby y Eric

Leer mas

Carlos y Beatriz Atlanta, GA

Mi esposa y yo tenemos tres años de vivir en Estados Unidos y a los cuatro meses adquirimos nuestra primera deuda al comprar un vehículo.

Meses después adquirimos un segundo vehículo al crédito. Asi de rápido asumamos una deuda de aproximadamente $21,000.

Todo estaba dentro de lo normal, es decir que para nosotros era normal tener crédito y además estábamos construyendo nuestro record crediticio y también necesitábamos los dos vehículos. Podíamos hacer los pagos siempre y cuando tuviéramos trabajo. No teníamos ahorros, inversiones, no teníamos un presupuesto…nada para nuestro futuro.

Un dia un compañero de trabajo iba escuchando tu programa por la radio así que yo iba escuchando y note que lo que decías tenía mucho sentido. Después de ese día comencé a escucharte poco a poco cada vez con más atención e interés y comencé a hablarle a mi esposa sobre tu programa. Ella al principio no le dio importancia. De hecho sintió desconfianza cuando le mencione el tema de las inversiones ya que en nuestro país se dan muchos casos de empresas falsas que estafan a la gente. También en esos mismos días yo estaba a punto de comprar un paquete para un crucero que escuche en la radio. Entre eso y lo otro, ella pensaba que se trataba de un programa más por radio queriendo aprovecharse de las personas. A pesar de eso poco a poco ella te comenzó a escuchar y cada vez se mostraba más interesada.

Honestamente al principio yo estaba más entusiasmado con el tema de comenzar a invertir y algún dia llegar a tener un millón de dólares. Con insistencia logré convencer a mi esposa de visitar a un agente financiero de los que recomiendas. El día que nos reunimos con el Sr. Carlos Limón creo que mi esposa y yo no olvidaremos ese día, ya que marcó nuestras vidas. En mi primer lugar, no estábamos preparados para la reunión. El Sr. Limón muy amable nos atendió y fue una plática muy amena. Hablamos de nuestras familias, nuestro dia a dia, mi esposa se mostraba muy cómoda lo cual eso me tranquilizaba, y cuando entramos más de lleno con la reunión nos comenzó a preguntar cuánto ingresaba al hogar y cuanto salia y en ese momento nos dimos cuenta que ni siquiera sabíamos en qué gastamos nuestro dinero. Peor aún no sabíamos exactamente cuanto ingresaba. Éramos unos malos administradores y ni siquiera los sabíamos. El Sr. Limón nos explicó, nos aconsejó, nos hizo crear conciencia, fue muy honesto y por supuesto ese día no abrimos ninguna cuenta de inversión. El tiempo que nos dedicó fue muy valioso para darnos cuenta de lo cuan equivocados estábamos.

Esa misma noche mi esposa y yo nos sentamos en la mesa para identificar en que estábamos gastando nuestro dinero y cuales eran nuestros ingresos. Hicimos nuestro primer presupuesto. Compramos tu libro y decidimos adquirir el seguro de vida. Ese mismo mes leímos tu libro juntos y juntamos el fondo de emergencia de $1000. Al decidir pagar nuestra deuda cortamos gastos que de hecho tales gastos no eran otras cosas más que derrochar el dinero en comer fuera todo el tiempo, el comprar ropa y zapatos cada fin de semana, etc. Es increíble la cantidad de dinero que se puede gastar en crear necesidades que no existen.

Debido a todas las cosas que cortamos pudimos vivir con mi salario entre $2,400 a $3,000 y con eso pagaba todos los biles y con el salario de mi esposa lo mandábamos para la deuda que es de aproximadamente $1,600 más la cuota del crédito de $400, La cantidad de deuda que pagamos fue por $21,000 las cuales pagamos en 10 meses entre enero y octubre del 2018. Así pudimos sacar la ruina financiera a patadas de nuestra casa. También pudimos reunir nuestro fondo de emergencia equivalente a tres meses por $8,000 y actualmente hemos podido abrir nuestra cuenta de inversión.

Estamos conscientes que hay mucho camino por recorrer pero creemos que se nos sera mas facil, ya que tu libro ha sido una guia y gracias a tus consejos, herramientas, conocimientos que compartes todos los días por medio de tu programa, nos mantenemos enfocados y cambiando malos hábitos por buenos hábitos.

Estamos inmensamente agradecidos y damos gracias a Dios por haberte puesto en nuestro camino.

Att. Carlos y Beatriz

YAA NOO MASSS!!!💪💪💪💪

Leer mas